lunes, 28 de marzo de 2016

Los cambios en Instagram, el algoritmo y demás

Hoy voy con una entrada que nada tiene que ver con lo que suelo publicar.

Pero es que tengo que decir lo que creo y lo que pienso en relación a una Red Social que me encantó desde que empecé a usarla: Instagram



Llevamos unas cuantas semanas en las que nos están volviendo locos.

Nos dicen que van a hacer cambios y que vamos a dejar de ver todas las cuentas que nos interesan, porque van a cambiar los algoritmos que usan, con lo que en vez de ver las publicaciones de forma cronológica será por "interés", y claro... surgió el pánico y la indignación entre los "instagramer".:

¡¡ IG va a decidir por nosotros que es lo que queremos ver !!.


Unos han empezado a pedir que activemos las notificaciones y así no nos perderemos nada...



¿Qué quieren, que nos volvamos locos todo el día oyendo campanitas de aviso?

Por ahí no va la solución.

Creo que la solución la ha plasmado muy bien mi "instamiga" Marta @little.noa



Hay que darle "me gusta" a las fotos de tus cuentas preferidas, hay que interactuar con ellas, sino... ¿cómo le dices tú a IG que esa cuenta te gusta y te interesa de verdad?

Os voy a contar una anécdota que pasó en casa con mis chicas el otro día.

Estaba desayunando, y ese es mi momento de abrir mi cuenta en IG y ver lo que sucede, tenía a mis dos hijas desayunando conmigo, tienen 19 años y son usuarias de cualquier Red Social que se precie, IG entre ellas.

Por regla general, siempre, siempre doy un me gusta a las fotos de las cuentas que sigo, y muchas veces comento algo.

De pronto, una de mis hijas me dice ¿Qué haces? ¿Porqué das tantos "me gusta"?

¨¿Tú no lo haces?"
"Yo no suelo darlo nunca"
"Entonces, ¿cómo sabe esa cuenta qué de verdad te gusta lo que hace?"
"Eso no importa, ellos ya lo saben por el número de seguidores que tienen"

Esto ocurrió unos días antes de que empezaran todas estas noticias de cambios en IG, pero me hizo pensar en como nos movemos en esta red social.

¿Le demuestro a la cuenta que sigo que de verdad me gusta lo que hace?

Sinceramente, creo que no.

En mi modesto caso, tengo 903 seguidores, y os puedo decir que es difícil que una de mis fotos llegue a tener 40-50 corazones.

He mirado en otras cuentas mucho más populares que la mía, que tienen 70K seguidores o más, y sus fotos a veces, con suerte, llegan a 2000 corazones.

¿No les ha gustado? Seguro que sí, pero creo, que como mis hijas, no consideran importante demostrarlo.

Y eso es lo que hay que cambiar, porque IG es un programa informático que sigue un algoritmo, es decir, que le dan las instrucciones para que te muestre lo que te interesa.

¿Y cómo sabe lo que te interesa?

Pues con lo que tú le dices que te gusta.

Y si no lo haces, te mostrará lo que le gusta "al resto del mundo"

Así que, todavía estamos a tiempo, porque el cambio, por mucho que los agoreros estén diciendo que "va a ser mañana" (llevo varias semanas viendo "mañana") no va a ser tan inmediato.

Interactuemos con nuestras cuentas preferidas, dale corazones a sus fotos, comenta.

Es la única forma de decirle a IG que es lo que de verdad te gusta.

Además, seamos coherentes, es imposible seguir a 4000 cuentas y estar al día con ellas.

¡Espero no haberos aburrido!

Hay veces que hay que ser un poco lógico, y entender que estas redes sociales que tanto nos gustan no dejan de ser programas informáticos que siguen unas pautas, los famosos "algoritmos".

Y sobre todo, no entrar en pánico... No van a borrar cuentas, van a seguir ahí.

Y si tienes alguna opinión distinta, o quieres aportar algo, no dudes en comentar, será muy bueno ver todas las opiniones y aportaciones, porque yo todo esto lo digo desde mi experiencia en las Redes Sociales y la lógica, no tengo conocimiento informático más que como usuaria, así que lo mismo estoy equivocada.

Besos


martes, 22 de marzo de 2016

Chutney de Mango

Creo que ya os he contado que me encanta ir al Mercadillo de Frutas y Verduras que acude todos los martes a Villa de Vallecas, y que está cerquita de mi casa.

Allí compró la fruta y verdura para toda la semana.

Además encuentro productos que no suelo encontrar en la Fruteria o en el Centro Comercial.

Hoy he encontrado mangos maduros ricos, y a muy buen precio. Y no me he podido resistir, sobre todo recordando el maravilloso lote de especias que he recibido al ganar el sorteo por su cumpleblog que hizo Silvia del blog "Chup Chup Chup"


Clavos de olor, curry, jengibre en pasta, nuez moscada, mango en polvo, harina de garbanzos e hinojo dulce.

¡¡Menudo botín!! ¿verdad?

Así que he decidido que iba a aprovechar esos maravillosos mangos y haría

chutney de mango

Seguramente conocéis los chutneys, y si no pues ya os digo que son unas mermeladas agridulces que se utilizan mucho para acompañar comidas.

En mi caso, generalmente lo usamos para acompañar el Pollo al Curry.

Pero está riquísimo acompañando quesos o embutidos.

Lo venden en los Supermercados, pero una vez que lo haces, ves lo fácil que es, y que tú le das el toque que más te gusta, no volverás a comprarlo.

Vamos con ellos

Ingredientes:

2 mangos maduros
3 cebollas dulces medianas
Vinagre de vino blanco (también puedes hacerlo con vinagre de manzana)
Especias al gusto, yo he usado:
 - semillas de mostaza
 - 2 clavos de olor
 - una puntita de jengibre en pasta (también vale en polvo)
Azúcar moreno
Agua
Sal

chutney de mango

Solo tienes que tener en cuenta que los mangos deben estar bien maduros. Los que he comprado hoy estaban maduros, maduros,  y se puede ver en el color resultante.

Las especias son al gusto, incluso puedes añadir picante si te gusta.

chutney de mango

A mi me encanta el aroma que le aporta el clavo y el jengibre. Pero puedes probar a añadirle las especias que más te gusten.
Las semillas de mostaza le aportan el "crujiente"

Yo lo que hago es cortar la cebolla en trocitos y echarla en un cazo.
Pelo y corto en trozos el mango y también lo echo en el cazo.
Echamos el vinagre (1 vaso) el agua (1/2 vaso) 5-6 cucharadas de azúcar moreno, y una pizca de sal.
Y las especias.

Y lo ponemos a cocer a fuego medio-bajo.

Y hay que dejarlo cocer hasta que adquiera la textura de una mermelada.

chutney de mango

Cuando está aún caliente lo echamos en botes esterilizados previamente, y los cerramos.

Los dejamos enfriar boca abajo.

Y ya estarían listos para usar.

¿Verdad que es fácil? Y te aseguro que está delicioso.

¡Espero hacer muchas más cosas con estas especias maravillosas! Desde luego, que un pollo al curry va a caer ;-) Sobre todo ahora que ya tenemos la guarnición hecha.

¡Besos!



miércoles, 16 de marzo de 2016

Receta: Fresas y naranjas sanguinas

Y digo yo, ¿porqué complicarnos cuando tenemos a mano algo tan sencillo y rico,

fresas y naranjas sanguinas

Estamos en plena temporada de naranjas, y yo me he hecho con unos cuantos kilos de esa preciosidad que se llama "Sanguina".

Me encantan. No solo son más fotogénicas, sino que dan mucho más zumo.

Y de las fresas, ¿qué os voy a contar?

Por si solas están deliciosas, son una pura golosina, además llena de vitaminas y minerales.

Y teniendo esos dos ingredientes, no puedo por menos que hacer un postre de toda la vida en mi casa,

fresas y naranjas sanguinas

¿Quién no ha comido así las fresas?

Yo creo que todas las madres nos las han dado a comer así alguna vez.

Solo necesitas fresas y naranjas.

Limpio y corto las fresas en trozos, y las espolvoreo de azúcar, no mucha cantidad, pero lo suficiente para dejarlas macerar. Las reservamos a temperatura ambiente como mínimo 1 hora.

Luego, es tan sencillo como hacer zumo de naranja, y verterlo por encima.

fresas y naranjas sanguinas



























Esta vez, le he espolvoreado un poquito de azúcar moreno por encima, más que nada porque las quería fotografiar para vosotros, porque realmente no necesitan más azúcar.

¿Qué os parece? Seguro que más de uno las coméis también así, ¿verdad?

A mi es la forma que más me gusta.

Con esta receta participo en el I Concurso Fresas de Europa
Aquí tenéis el enlace a su web, por si os interesa www.fresasdeeuropa.com

Muchos besos


lunes, 14 de marzo de 2016

Buñuelos de Viento

Entre otras muchas cosas, el blog lo utilizo para tener las recetas guardadas y no perderlas.

Desde un principio ese era uno de mis objetivos. Además de compartir tanto las recetas, como mis creaciones, uno de los objetivos fundamentales de mi blog es poder tener en un mismo sitio todas las recetas que me gustan y que quiero guardar.

¿No os pasa que guardáis una receta, bien guardada, y llegado el momento no encontrarla?

Quizás es que yo soy un desastre (que seguro), pero desde que empecé con el blog tengo las recetas guardadas y las localizo en un plis plas.

Y hoy voy a compartir esta receta de Buñuelos de Viento, porque la tengo que compartir ya que están deliciosos, pero sobre todo, y egoistamente, porque no quiero perder la receta.

Buñuelos de viento


INGREDIENTES

250ml. de leche
1 ramita de canela
Cáscara de 1 limón
2 unidades de anis estrellado
100gr. de mantequilla sin sal
1 cucharadita de sal
200gr. de azúcar blanquilla
150gr. de harina
4 huevos L
Aceite suave (para freir)

La receta es del blog "Las Recetas de MJ"

Ponemos un cazo al fuego con la leche, la cáscara de limón, el anís estrellado y la canela. Vamos a infusionar la leche, para lo que la llevamos a ebullición, y la quitamos de fuego. La dejamos reposar un ratito para que absorba todos los sabores.

La colamos y volvemos a poner a calentar, añadiendo la mantequilla en daditos, la sal y 2 cucharadas de azúcar. Dejamos que vuelva a hervir, y removemos hasta que la mantequilla esté disuelta.

Apagamos el fuego, y echamos la harina (tamizada) de una vez en la leche, y removemos hasta que esté bien integrada y la masa se despegue del cazo. Dejamos enfriar unos 15 minutos.

Ahora vamos a integrar los huevos a la masa.

Los vamos a ir integrando de uno en uno, y ya batidos. Tiene que quedar una masa que no quede "mazacote", sino que tenga caída, pero tampoco demasiado líquida. Eso lo vas viendo a medida que vas echando los huevos y mezclando. El último yo solo he echado la mitad y ya me ha parecido que la masa estaba perfecta, pero ya sabes que depende de la capacidad de absorción de la harina, así que cuando eches el último ten cuidado.

Y ahora ya podemos pasar a freírlos.

Pon una sarten profunda, o una cazuela con aceite suave. Tiene que ser honda, para que los buñuelos puedan flotar bien en abundante aceite, y así se den la vuelta ellos solos.

El aceite tiene que estar caliente para que el buñuelo se haga por dentro, pero no caliente en exceso, porque sino se quemaría y quedaría crudo por dentro. Si tienes termómetro tiene que alcanzar los 180ºC, y si usas vitrocerámica, en el 7 estaría bien.

Es mejor freírlos en tandas de 4 - 6 para que no se enfríe el aceite por echar muchos.

Una vez que los sacas, puedes echarlos en un papel  absorbente para quitarles el exceso de grasa, pero inmediatamente los pasamos por azúcar, si se enfrían no cogerán el azúcar.

Yo he seguido los consejos de MJ para formarlos, y eché la masa en una manga.

Aquí os dejo el enlace al video de MJ para que veáis bien todos los pasos


Yo doblé las cantidades que ella da en la receta, y creo que hice los buñuelos un poco más pequeños, pero quedaron exquisitos con ese saborcito del limón, la canela y el anís.

Tengo otra receta que quiero probar, pero de momento esta, fue todo un éxito.

Buñuelos de viento

Y es que estas recetas tradicionales no tienen que perderse.

¿Os animáis?

Besos



viernes, 11 de marzo de 2016

miércoles, 9 de marzo de 2016

Carrot Cheesecake

Hoy os traigo una receta que parece muy complicada y puede asustar, sobre todo cuando veáis la cantidad de ingredientes, pero que realmente es fácil y, sobre todo, exquisita. Por no decir que es original y divertida.

¿Os gusta el Carrot Cake?

¿Os gusta el Cheesecake?

Pues aquí tenéis una combinación de los dos,



CarrotCheeseCake

¿Veis las dos preparaciones?

Esto es lo que tenéis que conseguir, que queden por separado, que no se mezclen.

Mi única recomendación es hacerla el día anterior.

Ya sabéis, y sino os lo digo, la Carrot Cake lleva una buena cantidad de especias, por lo que recién horneada esos sabores son muy intensos. Al día siguiente, se han asentado, y consigues reconocer todos los sabores que tiene esta tarta tan especial.

Por otro lado, se puede hacer un Frosting de queso para ponerle por encima. Esta vez yo no lo he hecho, pero le queda fantásticamente bien.

Se puede conservar la tarta perfecta varios dias, aunque hay que tener la precaución de guardarla en el frigorífico bien tapada.

Dicho todo esto, vamos allá.

INGREDIENTES:

Cheesecake
230gr. queso crema tipo Philadelphia
130gr. de azúcar blanquilla
15gr. de harina normal
2 huevos L a temperatura ambiente
1/2 cucharadita de vainilla
1 yogurt griego

Carrot Cake
160gr. de harina normal
1/2 cucharadita de levadura tipo Royal
1/2 cucharadita de Bicarbonato
1 cucharadita de Canela en polvo
1/4 cucharadita de jengibre
1/4 cucharadita de cardamomo en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
2 huevos L a temperatura ambiente
125ml. de aceite de girasol
130gr. azúcar moreno
60gr. azúcar blanquilla
1 cucharada de vainilla líquida
2 zanahorias grandes ralladas finito
1/2 manzana rallada ó 2 rodajas de piña en almíbar en trocitos.

Si no quieres el sabor tan fuerte de las especias, puedes reducirlas, o incluso poner solo la canela. Es cuestión de ir probando.

En esta ocasión yo le he puesto la manzana rallada, pero con piña también queda genial.

Lo primero de todo es poner en funcionamiento el horno, a 175ºC, calor arriba y abajo y sin ventilador.
Preparamos nuestro molde. En mi caso de 24cm desmontable. Si lo haces en uno de 20cm te quedará mucho más alta y bonita. Ponemos un papel en el fondo, y pincelamos con aceite todo el molde.

Vamos primero con el cheesecake.
Batimos el queso, el azúcar y la harina hasta que quede cremoso. Sin dejar de batir, vamos añadiendo los huevos uno a uno, la vainilla y el yogurt.
Reservamos.

Preparamos la Carrot Cake.
Tamizamos la harina, especias, levadura y bicarbonato.
En el bol de la batidora echamos los huevos y el azúcar, y batimos bien.
Añadimos el aceite y la vainilla, y seguimos batiendo.
Bajamos la velocidad y añadimos la harina, la zanahoria y la manzana, y batimos lo justo para mezclarlo.
Echamos la 1/2 de la mezcla de la carrot cake en nuestro molde, y sobre ella echamos 5-6 cucharadas de cheesecake repartidas. Vertemos lo que nos queda de carrot cake, y por encima le echamos la masa de la cheesecake cubriendo bien la superficie.

Lo horneamos aproximadamente unos 60 minutos.
Apagamos el horno y la dejamos 1/2 hora dentro del horno, con la puerta un poco abierta.

Sacamos a una rejilla, y desmoldamos.

CarrotCheeseCake

Puedes echarle por encima el frosting de queso, o bien espolvoreamos con azúcar glass.

Como ya os he dicho, lo ideal es dejarla enfriar bien, toda la noche, y comerla al día siguiente, pero claro, eso será si podéis aguantar la tentación, porque os aseguro que el olor que tienes en casa es exquisito :-D

¡Espero que os guste la receta y os animéis a prepararla!

Y ya me contareis

Besos


lunes, 7 de marzo de 2016

TARTA DE FRESAS CON NATA


¿Os gustan las fresas?

A mi me encantan, y sobre todo poder disfrutar de esta maravillosa fruta después del invierno, en el que estamos limitados a naranja, mandarina, manzana y plátanos.

Además es un avance de toda la fruta rica del verano ¿no os parece?

Y la combinación de fresas con nata, ya si que es el remate final. EXQUISITA.

Así que, no nos vamos a liar más, y vamos a por ella,

RECETA DE TARTA DE FRESAS CON NATA


INGREDIENTES:

1 yogurt griego
3 huevos L
1 medida del vaso del yogurt de aceite de girasol
3 medidas de harina
2 medidas de azúcar
1 sobre de levadura
ralladura de naranja
1/2 kilo de fresas
500ml. de nata

Lo primero de todo, ponemos en funcionamiento nuestro horno. A 170ºC, calor arriba y abajo sin ventilador.

Cascamos los huevos en un bol y batirlos, añadir el yogurt y el aceite de girasol.
Batir hasta conseguir una masa homogénea.
Añadir el harina (tamizada), la levadura, el azúcar y la ralladura de naranja.
Batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Repartir la masa en dos moldes (yo he usado moldes de aluminio desechables), a los que les habremos puesto un fondo de papel de cocina, y los habremos untado de mantequilla.

Los metemos al horno a 170ºC durante unos 30-40 minutos.

Sacamos del horno y los dejamos enfriar, sacándolos del molde a los 5 minutos y poniéndolos en una rejilla.

Mientras podemos hacer un almíbar con agua y azúcar (se le puede añadir algún licor)

Montamos la nata con azúcar al gusto y la reservamos en la nevera.

Cuando estén fríos los bizcochos, los igualamos quitándoles con un cuchillo de sierra la parte de arriba.
Y los untamos bien de almíbar.

Ponemos el que va a ser la base, y le ponemos las fresas troceadas bien repartidas por encima.
Le repartimos nata por encima.

Y lo cubrimos con el otro bizcocho, teniendo cuidado de que la parte de abajo quede hacia arriba, La terminación es más lisita.

Ahora la cubrimos bien de nata con la ayuda de una espátula.


Le podemos hacer algún dibujo utilizando un cuchillo de sierra.



Adornamos con alguna fresa que hayamos reservado

y ya está.

Si lo haces el día anterior y lo guardas en la nevera, está aún más rico.


¡Espero que os haya gustado y probéis a hacerla!

Ya me contareis.

Con esta receta participo en el I Concurso Fresas de Europa
Aquí tenéis el enlace a su web, por si os interesa www.fresasdeeuropa.com

Muchos besos

jueves, 3 de marzo de 2016

Pastel de Rigatoni

Por fin, ¡¡¡una receta salada!!!

Creo que esta receta la he visto infinidad de veces en Pinterest, y siempre me había parecido divertido, a la vez que una forma muy original de comer pasta.

Así que, ayer, me decidí a realizarla.

Y como nos encantó en casa os la quiero compartir, así os da tiempo a prepararla para este fin de semana.

Pastel de rigatoni


Los Rigatoni son esos macarrones grandes rallados que encontramos en el Super. En concreto, y ya veréis la foto, yo los he comprado en Mercadona y los llaman "Macarrones Grandes"




1/2 paquete de Rigatoni
Tomate Frito casero
Leche evaporada
Crema de Queso
Mozzarela
Queso rallado

Molde desmoldable de 15cm de diámetro.









Ponemos los rigatoni a cocer en agua con sal, y los dejamos "al dente", yo los he dejado cocer 12 minutos. Los escurrimos y refrescamos.

Mientras preparamos una crema de queso, que yo he hecho calentando la leche evaporada,  como 1/2 bote, y le he añadido la crema de queso, eché la tarrina entera. Lo llevo a ebullición y entonces lo apago, y reservo.

Encendemos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo con ventilador.

Engrasamos con ayuda de una brocha el molde, y vamos poniendo los macarrones de pie dentro del molde

Pastel de rigatoni

Hay que poner bastante cantidad, que queden bien juntitos y apretados.

Entonces echamos por encima la crema de leche, y luego el tomate que habremos calentado y reservado.

Pastel de rigatoni

y, finalmente, le ponemos queso rallado y unas lonchitas de mozzarella.

Pastel de rigatoni

Y al horno unos 15 - 20 minutos, hasta que veamos que está así:

Pastel de Rigatoni

Doradito y crujiente.

Lo sacamos del horno, lo dejamos unos minutitos reposar, y luego lo desmoldamos, pasándole antes un cuchillo liso todo alrededor, con cuidado.

Pastel de Rigatoni

Y ya está.

Con este tamaño comimos 4 personas, de guarnición una ensalada verde.

Pastel de Rigatoni

La verdad es que es una forma muy original de comer unos macarrones con tomate, ¿no creéis?

En casa, a mis chicos les gustó mucho la idea.

Esta vez lo hice con leche ideal, por eso de la cercanía del verano y estar ya pensando en la "operación bikini", pero con una bechamel enriquecida con queso tiene que quedar también muy rico.

A la hora de meterlo en el horno, le he puesto debajo una hoja de film de aluminio, puede escaparse algo de la salsa, y así evitamos ensuciar el horno.

Pastel de Rigatoni

¿Qué os ha parecido?

¿Conocíais esta forma de comer pasta?

Ya me contareis.

Besos



miércoles, 2 de marzo de 2016

DIY: BOUNTING O GUIRNALDA DE BANDERINES CON NOMBRE

Aunque últimamente estoy totalmente volcada con el crochet, y en concreto con mis Kekas, cuando hay alguien que me pide que le haga algo, no puedo evitarlo.

Y sobre todo si es algo en el que puedo poner en práctica algo que realmente me encanta, y es coser, hacer patchwork, aplicaciones, con lo que entre otras cosas llega el momento mágico de elegir telas.

Me pidieron unos banderines para unas baby shower, pero además querían que fueran con el nombre de los futuros bebés.

Así que me puse manos a la obra, y aprovechando os dejo un tutorial de como hacerlos.

tutorial banderines con nombre

En Julio de 2014 publiqué un tutorial de como hacer una guirnalda de banderines (AQUI).

Y realmente ese tutorial es el que tenemos que seguir básicamente.

Lo primero de todo es elegir los materiales.

Ese es un momento "mágico". Pensar en las combinaciones, en los gustos de quien te lo pide, si te han pedido un color, y el estilo que le quieres dar.



Yo opté por un color verde para Sergio, y una muy alegre con tonos violetas para Lúa, y como fondo una tela de lino en tono tostado.

Un biés de un color neutro (beige), y en contraste hilo de color verde y morado.


Lo primero que tenemos que hacer es cortar nuestros banderines, y para eso os remito al tutorial que os he comentado antes (AQUI)

Y luego hacer las letras, para lo que os remito a otro tutorial (AQUI) en el que os enseñaba como hacer las letras, eligiendo estilo y forma.
A la hora de elegir el tamaño tendremos que tener en cuenta el tamaño del banderín.

Ahora, vamos a aplicar las letras en los banderines. También hace tiempo publiqué un tutorial de como hacer aplicaciones de letras (AQUI). Es muy importante elegir un hilo que vaya acorde a la tela que hayamos elegido.

Una vez que tenemos aplicadas todas las letras del nombre, ha llegado la hora de formar nuestros banderines.

Si os fijáis bien en las fotos veréis que en esta ocasión he utilizado dos métodos distintos.

Para el banderín de Lúa he utilizado el método habitual, el mismo que utilizo en el tutorial, es decir, coser por el revés, darles la vuelta y plancharlos bien.

tutorial banderines con nombre

Tenéis que tener cuidado de poner el banderín con la letra aplicada por el revés, para a la hora de coser y darle la vuelta nos quede del derecho.

Luego le pondríamos el biés y terminado.

Para el de Sergio opté por otro método, y fue hilvanar los bordes con un hilo "invisible", y luego coser todo alrededor con un hilo en color verde.

tutorial banderines con nombre

Le dio un toque distinto, más rústico.

Tanto en el caso de Sergio, como en el de Lúa, el biés lo cosí con hilo de color.

Y así quedaron

tutorial banderines con nombre

Como Lúa era cortito, añadimos dos banderines más, uno a cada lado, usando la tela de las letras.

tutorial banderines con nombre

El resultado me encantó, ¿Y a vosotros?

¡Espero que con este tutorial os animéis a hacer guirnaldas de banderines!

¡Quedan genial! Tanto en una fiesta de cumpleaños, como en un baby shower, o para adornar la habitación de un niño, me parecen geniales ¿no creéis?

¡Espero que os haya gustado!

Besos



Blogging tips